Mar 22

Apague y vámonos

Por:

(Columna publicada originalmente en El Tiempo)

El 12 de noviembre, 6.000 personas marcharon pacíficamente por las calles de Girardot. Protestaban una vez más, como desde hace 12 años, por las altas tarifas de la energía eléctrica en 76 municipios de Cundinamarca y en Flandes (Tolima).

Para resumirlo sencillamente: un kilovatio de energía en Bogotá, en el estrato 6, cuesta 396 pesos, mientras el kilovatio en el sector comercial de cualquiera de los 77 municipios afectados cuesta 76 pesos más. Es decir: una humilde venta de helados de Ricaurte paga cerca de 20 por ciento más por kilovatio de lo que paga un restaurante de la zona G de Bogotá. Y no quiere decir esto que los segundos paguen poco, pero sí que los primeros pagan mucho.

Ver más